Para recibir por correo electrónico las convocatorias y novedades, rellena tus datos pinchando aquí.

C.P. SAN CARLOS BORROMEO
C/ Peironcely, 2 (28053 MADRID)
Tf. 914778578 Fx. 914778399
Móvil: 676058347
E-mail: sancarlos@borromeo.e.telefonica.net
Perfil en Facebook

Apoyos recibidos:

Número de firmas individuales sólo a través de esta web: 8284

Mensajes recibidos: 4098. Publicados: 2396

Página número 44

Leer anterior -Leer siguiente
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 4445 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144 145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173 174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202 203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231 232 233 234 235 236 237 238 239 240

.- yo apoyo ala parroqiia aunque no la conosco se me hace muy injusto que la quieran cerrar,ademas dios atiende en todas partes,y los hermanos no deben combatir contra sus projimos,asi que si la quieren cerrar tendrian muy mala fe en dios al no obedecer ese mandato y andar queriendo hacer l aguerra,por favor no la cierren espero queme manden mensajes ami correo,yo soy de la ciudad de mexico .
.- gracias por volver a creer en la verdadera iglesia de jesús
.- desde berlín, alemania, todo mi apoyo nunca he creído en la iglesia, pero quizás porque no hay bastantes curas como vosotros.
.- Cuando leí lo que sucedía, me asombré, porque creo que no hay nadie que practique mejor el auténtico significado de la obra de Jesucristo, como hacen ustedes, no entiendo que la Iglesia Oficial les tenga miedo, cuando potencian una forma de entender la religión cercana a los creyentes. Lamento pues, profundamente, que creencias erróneas y cerradas por parte del arzobispado madrileño les impida proseguir su obra, admirable desde cualquier punto de vista. ¡Ojalá! las cosas se arreglen y ustedes puedan proseguir con una labor tan necesaria en la Sociedad de hoy en día, me gustaría que otros siguieran su ejemplo, en lugar de mirar siempre a Roma, buscando la aprobación de la Curia. Atentamente Mª Dolores Cerdá
.- Änimo en la lucha. La verdadera Iglesia está con los pobres y marginados, no sentada en el poder. Más solidaridad y menos catedrales
.- Estimados Amigos, así con mayúsculas.... Aunque no os conozca os siento cercano. Hace un montón de años era un activista en la Parroquia de mi Pueblo, Santiago el Mayor, de Totana. Desde que perdieron el norte, y a las personas que defendiamos otra forma de hacer las cosas nos "invitaron" a marcharnos no he vuelto a tener relación estrecha con ella, y siento pena, se pueden hacer muchas cosas interpretando el Evangelio de forma coherente con las necesidades de nuestr@s vecin@s. En fin, que tengais mucha fuerza y mañana, en el acto de Vista Alegre, de mi Partido (PSOE) os tendré en mi recuerdo...... Un beso y un abrazo rojo desde Totana, lleno de SOLIDARIDAD.
.- Enhorabuena por la labor tan excelente que haceny llevan haciendo desde hace tantos años.Soy practicante habitual y me inclino mucho más por seguir la doctrina de Cristo que las normas que el poder de la Iglesia ha ido desvirtuando desde el Edicto de Milán. No obstante y si me premiten, me gustaría sugerirles que no haría falta llegar a la provocación extrema enl a que Arzobispado pueda apoyarse. Por ejemplo.......¿no sería posible dar la comunón con las Formas tradicionales de Pan ?cimo y dar las galletas y las rosquillas después de la Misa? De esta manera se evitaría dar más pié a las oposiciones con las que se están encontrando. Les deseo con todo cariño lo mejor para el futuro de su Parroquia. Atentamente.
.- Siempre es Semana Santa Cuando este texto vea la luz, el chisporroteo crujiente de las velas de Semana Santa se habrá apagado tras las crestas doloridas de un Gólgota de bambalinas. Cristo habrá resucitado. No más calvarios. Los cristianos cantarán el Aleluya. Pero la triste luz de las farolas que llevan a un hombre al hospital aún tintinea lágrimas desmarridas. Si no fuera noche cerrada vería los charcos hirvientes llenos de la pena roja que dejan las heridas de los penitentes en medio de la calle. Desde que su padre fue hospitalizado todos los días después del trabajo este hombre, su hijo, va a pasar las noches con el padre. El no sabe si fue la tensión disparatada o tal vez la orden de desalojar su casa lo que le produjo la trombosis. Por cierto la casa del padre era de chopo blanco, de la misma madera que el retablo de la iglesia de san Carlos Borromeo de Entrevías. Esta parroquia, también ha sido cerrada. Razones aparentemente distintas, pero iguales en el fondo. La casa del padre ha sido reducida a escombros para poder especular el ayuntamiento con su solar. Y este templo de Vallecas ha sido clausurado por motivos de protocolo, o lo que es lo mismo: por discrepancias con la liturgia. Ambos cerrojazos no son obras del espíritu, ni del amor, ni del respeto, más bien son abortos de la sin razón y el despotismo. Cosas del rito, el papeleo y demás indumentarias. La función catequética que imparten los sacerdotes de este barrio no está homologada por el Magisterio de la Iglesia. Cuando la doctrina de la curia se erige por encima de los derechos fundamentales de las personas, por no decir de las bienaventuranzas, el dogma viene a ser anticonstitucional. Dicho en clave teológica, el catecismo romano es apócrifo, amén de herético y blasfemo. Porque el obispo no quiere que unos cuantos curatos de barrio le chafen el solideo, ni que pongan con sus extravagancias evangélicas en evidencia su boato cardenalicio. Monseñor no consiente que los pobres feligreses de estas chabolas comulguen con pan duro y mojado en vino rancio, sino que reciban el sacramento con hostias consagradas como manda el derecho canónico. La globalización eclesial también a la moda. Una sola fe. Un solo ritual. Una sola hostia. Traje de talla única para todos. No está bien que los curas de Vallecas digan misas en vaqueros y con sandalias mientras que el cardenal de Madrid celebra la eucaristía tocado de mitra y capisayos. Que para este purpurado de la Iglesia el hábito sí hace al monje, y prelado flaco y marido barrigón, ninguno cumple su función. Esta noche el hijo va camino del hospital y oye el repiqueteo de los tambores de una procesión de nazarenos que terminó hace semanas, pero por lo que ve, su recorrido aún no ha cesado. Y escucha los redobles de una iglesia prepotente que antepone sus prejuicios al diálogo, la pluralidad y el compromiso. Hace ya más de un mes que hermandades y cofradías pusieron sus grietas a remojo, cubrieron sus santos, guardaron sus estandartes, sacaron brillo a sus insignias, curaron sus quebraduras con refriegas gloriosas, saciaron su ayuno con pasteles de carne, merendaron la mona de pascua con huevo y chocolate. Pero esta noche el hijo se encuentra con que una larga procesión de penitentes a destiempo le obstaculiza el paso. Una caterva de marginados, harapientos, drogadictos, prostitutas forman el lacerado desfile. Mendigos, parados, mujeres maltratadas, inmigrantes, niños abandonados arrastran sus pies desnudos por la sucia calzada. La bruma callada de un silencio a gritos envuelve el paso de los tronos ataviados de cruces y espinas. La chusma es inmensa. El hombre no tiene más remedio que detener su marcha. Encaramado en el portal del escaparate de unos grandes almacenes contempla las carrozas. Inicia el cortejo el Señor de la Soledad arropado por sus devotos, los náufragos del amor. Le sigue el Cristo de las Batallas escoltado por los mártires de la paz. El Cristo de la Sangre, a hombros de los enfermos del sida. Luego viene el Señor de los Cayucos acompañado por miles de subsaharianos. El de los Gitanos, por los excluidos y desheredados. Homosexuales y lesbianas portan al Cristo de Lesbos. Al Señor de la Agonía lo veneran miles de refugiados de guerra. Cierra la procesión el Cristo Yacente fuertemente resguardado por los que no tienen un lugar para morir, los sin techo, los niños de la calle, ancianos, desahuciados... Nuestro hombre consigue hablar con uno de estos últimos penitentes: "¿Pero a dónde vais, hombre de Dios, si hace ya más de un mes que se acabó la Semana Santa?" El nazareno cargado de cadenas con respiración fatigada le contesta: "¿Ves aquel puente rojo al otro lado de la estación? Es la iglesia de Entrevías, hacia allí vamos." Es pasada la media noche. Por fin el hijo consigue llegar al hospital donde está ingresado su padre. Este impaciente le recrimina su tardanza. El hijo se justifica: "La procesión del Viernes Santo me ha impedido llegar antes." "Alma de cántaro, -le dice el padre- ¡si ya estamos casi en verano!" "Eso creía yo -le responde el hijo-, pero a tenor de lo que he visto, tengo que decir que siempre es semana santa." * Juan Martín Serrano
.- Estoy conmovida por este acontecimiento de l cierre, y en franco desacuerdo con el actuar de la Iglesia oficial. Pero más conmovida estoy de conocer de esta parroquia, realmente vivencia del seguimiento de las enseñanzas de Jesús, de su proclamación del reinado. En esto creo y confirmo mi fe. Todo mi apoyo en estos momentos especialmente, pido por que tod@s dejemos actuar al Espíritu. Paz en Dios.
.- A la Comunidad de " personas" que estais pasando por unos momentos especiales.. pensad que " todo camino tiene sus baches..." no perdais el ánimo.. y si lo perdeis¡ recobradlo!. Un abrazo de nuestra pequeña y madura Comunidad. "Voluntarios de la Salud del H.U.V. Macarena Jose Mª Rodriguez Romero" Sevilla.
Leer anteriores -Leer siguientes

Apoyos de grupos, asociaciones, partidos, colectivos, etc (pinchando se accede al texto de apoyo):