Para recibir por correo electrónico las convocatorias y novedades, rellena tus datos pinchando aquí.

C.P. SAN CARLOS BORROMEO
C/ Peironcely, 2 (28053 MADRID)
Tf. 914778578 Fx. 914778399
Móvil: 676058347
E-mail: sancarlos@borromeo.e.telefonica.net
Perfil en Facebook

Apoyos recibidos:

Número de firmas individuales sólo a través de esta web: 8284

Mensajes recibidos: 4092. Publicados: 2396

Página número 141

Leer anterior -Leer siguiente
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141142 143 144 145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173 174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202 203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231 232 233 234 235 236 237 238 239 240

ismael rincón.- Queridos amigos, yo soy ateo pero creo que si ha de haber fé cristiana en este planeta ha de ser algo así como la que vosotros predicais, junto a los marginados. Os apoyo y me atrevo a sugerir que quizá no estaría mal una concentración o una acampada pacífica frente al arzobispado. Yo me apuntaría encantado. Cuidaros, un abrazo
Ana María.- Soy de Zaragoza y estoy muy triste por ver cómo seguimos funcionando....Cuando cada día hay que estar más con los necesitados y marginados,resulta que la jerarquía,os corta las alas.Ya sé que desde aqui ,poco o nada puedo hacer, pero quería que supieráís que estamos con todos vosotros y os apoyamos desde nuestra oración. Un abrazo fuerte y seguid así.Ana Martinez
MIGUEL ANGEL.- Desde mi más absoluto asombro por todo lo que está ocurriendo, os hago llegar mi apoyo, mi cariño y mi admiración por vuestra labor evangélica y social (vamos que es lo mismo). Desde luego el Evangelio ha sufrido un duro golpe con esta decisión de la jerarquía eclesial y por eso mismo mi tristeza es mayor, ya que como religioso y sacerdote pasionista también pertenezco a esta Iglesia a veces tan controvertida. Os acompaño con mi cariño, mi oración y mi deseo que el grano de mostaza siga creciendo y puedan volver a anidar en vuestras ramas tantos y tantos hombres y mujeres necesitados de un nido y de unas personas como vosotros. Un abrazo de paz y de hermano. Miguel Angel Marugán - Pasionista
Violeta Cuesta.- Violeta Cuesta: Queridos amigos. aunque no forme parte de vuestra comunidad cristiana, siempre he sentido que el trabajo que estabáis hacienda merecía todo mi respeto y admiración, y aunque desde caminos diferentes nuestros objetivos eran comunes : estar al lado de los desposeídos, y luchar por un mundo más solidario, más humano y más solidario, cuando os hemos necesitado par desarrollar alguna labor humanitaria nos habéis prestado vuestro apoyo sin preguntarnos por nuestras creencias.Contad ahora con mi apoyo y solidridad y aqui estoy para lo que necesitéis adelante y muchos ánimos que batallas más duras y dificiles habéis librado y las habéis ganado, seguro que está también la vamos a ganar porque me siento a vuestro lado.Un abrazo solidario: Violeta
Carlos CSF.- Querid@s compañer@s, soy agnóstico y siempre me he sentido cerca de los y las que viven en los márgenes, creo que en ell@s se esconde una gran capacidad para transformar y renovar esta aldea, por eso admiro vuestro trabajo y os animo a seguir adelante en estos difíciles momentos. Ojalá vuestro trabajo, y ahora vuestra resistencia sirvan para visibilizar claramente el auténtico iceberg que asoma desde vuestra parroquia: iglesia-pueblo ante Iglesia-opio.
Martin.- Supongo que ya habrán recibido muchos ánimos. Pero nunca está de más otro –el mío. Mientras las iglesias se van quedando vacías, la suya está a rebosar, con gente quedándose fuera. Yo hace años que no piso una iglesia, pero si viviera en aquel barrio, iría a diario. Lo que al Arzobispado y a todos sus encopetados jerarcas les fastidia de verdad es el ejemplo, el ejemplo que ustedes están dando. El malvado o injusto no soporta al bondadoso, al justo, porque se queda sin excusa. El malvado querrá maldad en el mundo y lo llenará de malvados. Así se exculpa. Ustedes, en cambio, son un ejemplo que les recuerda lo que deberían hacer, en lugar de codearse siempre con los poderosos y los ricos, un espejo limpio en el que ellos no pueden mirarse a riesgo de ver sus rostros corrompidos, abotargados por el melindre y los dogmas, por los regalos y el dinero de más para misas más largas. Jesucristo, cuando entraba en un sitio, iba a sentarse a esa mesa donde se reúnen los apestados, los marginados, los desarraigados, los excluidos. Todos sabemos, ya sea en pueblo o en ciudad, quiénes son estos apestados. No se sentaba con los caudillos de los pueblos, ni con los mandamases, ni con los fanfarrones ni con los mercachifles. Es decir, Jesús nunca se sentaría con la mayoría de la gente que va a la iglesia. Yo vivo al lado de una iglesia. Los domingos al mediodía las calles adyacentes a la iglesia se llenan de coches lujosos, aparcados en fila como para compararlos en una exposición. La gente se pone sus mejores galas, los hijos emperifollados como nunca; la iglesia se ha convertido en un escaparate donde lucir coche, traje, hijos, nietos, etcétera. Y los curas, encantados. Si un domingo, en la iglesia de aquí, entrara un negro o un desarrapado, todos se le quedarían mirando con malos ojos, y lo echarían afuera de mala manera o lo colocarían a un lado de la puerta de entrada, en las escaleras, para pedir limosna, que es su sitio, y no dentro con la gente de bien. Es curioso que la gente más religiosa sea tan tacaña, tan severa y tan mal pensada, y los que no somos religiosos seamos más generosos y más compasivos. La otra mañana ayudaba a mi madre con las bolsas de la compra. Acabábamos de salir de una frutería (regentada, por cierto, por moros; se pueden imaginar que nadie entra a comprar, salvo sus paisanos, como se llaman los moros entre sí) y un señor que no iba muy andrajoso le pidió a mi madre una manzana de las que asomaban en la bolsa. Mi madre abrió la bolsa y dijo que cogiera lo que quisiera. El hombre sólo cogió la manzana reclamada, y dio las gracias muy efusivamente. Dijo, avergonzado, como disculpándose, que era extranjero y que llevaba unos días en el pueblo buscando trabajo, pero que no encontraba nada. En esto, una mujer beata, que se pasa la vida en la iglesia, salió de comprar el pan y oyendo de pasada al hombre, sin pararse, dijo que no le diéramos nada, que lo que tenía que hacer era ponerse a trabajar, y que además no parecía necesitarlo mucho, tan bien vestido como iba. No estaba delgado, precisamente. Yo estuve a punto de contestarla. Pero me dije que no valía la pena y me contuve. Jesús en los Evangelios dice que este tipo de personas ya tienen lo que se merecen. Y yo creo que es verdad. Cuando Onetti, el gran escritor uruguayo, exiliado, se vino a vivir a Madrid, le preguntaron qué le parecía España, y contestó que era un país muy católico pero poco cristiano. Así que cuando me entra el odio –poco cristiano, lo reconozco- hacia la iglesia y toda su aparatosa y comercial parafernalia (con curas más preocupados de que le pongan bien la esclavina que de los problemas sociales) siempre procuro tenerles a ustedes en mente, recordarme que hay otros curas que apuestan por el cristianismo en lugar de por el catecismo, gente justa que sé que se esfuerzan en ayudar y en hacer más fácil esta vida tan embrollada y compleja, tan llena de fronteras y de prejuicios, de miedos, en definitiva, que nos hemos montado entre todos. Un fuerte abrazo. Y a seguir luchando. Martín Sotelo.
Ximo Segarra.- Antes que nada, os envío todo mi apoyo, hoy mismo os envío una carta con cosas creativas que hacemos por aquí. Aunque soy bautizado y me crié en una familia católica y practicante, hace tiempo que me aparté precisamente por actitudes como las que estos días han salido a la luz respecto a vosotr@s. Lo importante es la labor social, el corazón, el darse unos a otros, la sinceridad y el trabajo diario, no las reglas jerárquicas y ese "tenerlo todo bien atado". ?nimo. Lo dicho, por más dificultades que nos pongan, saldremos adelante, no contra nadie, pero sí a favor de la gente, por más "pobres" que seamos. ¡Salud!
María Luisa Abad.- Queridos amigos: Teneis todo mi apoyo. Soy agnóstica, en lo que si creo es en las personas que ayudan a otras personas, sean del credo o no credo que sean, creo en el fondo y no en las formas, creo que lo que vosotros haceis desde hace tantos años es lo que para los católicos predicó Jesús. Vuelvo de vacaciones y me encuentro con esto, justo cuando llevo un mes con la información en el bolso para apostatar, mañana mismo enviaré la carta que me piden para el trámite. No quiero que mi nombre aparezca en nada que tenga que ver con esta gente de doble moral y que me es tan ajena. En cuanto a las formas os cuento que dejé de creer en la iglesia y de asistir a misa con aproximadamente 12 años cuando un cura con SOTANA llamó la atención de mi amiga por ir (en el mes de julio en Madrid) a misa con camiseta de tirantes. Parece que en muchas ocasiones "sus formas" van en detrimento de "su Iglesia". El proximo domingo estaré Entrevías.
Ana Gumiel.- Nací y me crié en Vallecas. 50 años después, el tiempo y la vida me hicieron conocer el camino de la derrota, del dolor y del estigma, no en mi misma, pero sí demasiado cerca. Si os vais, si desde mi actual agnosticismo algún día decido volver a Dios ¿a donde podré mirar?. No habrá sitio, no habrá nada. Para vosotros mi apoyo, el calor que pueda ofreceros y este poema de Angela Figuera Aymerich, una cristiana como vosotros. CULPA Si un niño agoniza, poco a poco, en silencio, con el vientre abombado y la cara de greda. Si un bello adolescente se suicida una noche tan sólo porque el alma le pesa demasiado. Si una madre maldice soplando las cenizas. Si un soldado cansado se orina en una iglesia a los pies de una Virgen degollada, sin Hijo. Si un sabio halla la fórmula que aniquile de un golpe dos millones de hombres del color elegido. Si las hembras rehuyen el parir. Si los viejos a hurtadillas codician a los guapos muchachos. Si los lobos consiguen mantenerse robustos consumiendo la sangre que la tierra no empapa. Si la cárcel, si el miedo, si la tisis, si el hambre. Es terrible, terrible. Pero yo, ¿qué he de hacerle? Yo no tengo la culpa. Ni tú, amigo, tampoco. Somos gente honrada. Hasta vamos a misa. Trabajamos. Dormimos. Y así vamos tirando. Además, ya es sabido. Dios dispone las cosas. Y nos vamos al cine. O a tomar un tranvía.
jóse.- Un abrazo fuerte desde Sevilla. Todo mi apoyo y el de mi familia. Dejad hablar al Espíritu de Dios. Es Él quien vacía cada vez más los seminarios, el Él quien os mueve a vosotros, Enrique, Pepe, Javier, y a toda vuestra gente. Y También es el Espíritu de Dios el que está enseñándonos a todos que existe otra manera de hacer Iglesia, y que somos muchos en España y en otros lugares , somos muchos los que optamos por esa Iglesia, porque aunque la jerarquía tenga el poder, no tienen de su lado ya al Evangelio. Jesús de Nazaret eligió a la persona antes que a la Ley, pues bien, ahora, los representantes oficiales de la Iglesia, optan claramente por fabricar una serie de signos vacíos y retrógrados, a los que llaman Liturgia, y que están bastante lejos del Reino de Dios. Y esto es lo verdaderamente importante ahora, las liturgias. Los curas jóvenes, menuda hornada, sólo se preocupan por lo superficial, y no saben cómo atraer a la gente joven y a los barrios, Y ESTO ES IMPOSIBLE, PORQUE EL MENSAJE DE JESÚS ES JOVEN Y PARA LOS QUE ELIGEN SER POBRES, Y ESTO LES MOLESTA. Quieren a los pobres recogiendo migajas y dando gracias por ello, pero no los quieren participando en las parroquias. ¡CU?NTOS CONSEJOS PASTORALES FUNCIONAN DEMOCRATICAMENTE EN LAS PARROQUIAS? pOR LOQUE CONOZCO, MUY POCOS, Y LOS QUE FUNCIONAN SON LOS DE LAS PARROQUIAS QUE VAN POR VUESTRA L?NEA. Con todo nuestro apoyo, Jose y familia.
Leer anteriores -Leer siguientes

Apoyos de grupos, asociaciones, partidos, colectivos, etc (pinchando se accede al texto de apoyo):